Áloe vera

El Áloe Vera tiene propiedades cicatrizantes, regeneradoras, es hidratante y anti-inflamatorio.

-Estimula la cicatrización y proliferación celular

-Activa los fibroblastos para la producción de colágeno y tejido conectivo


-Estimula la respuesta del sistema inmunológico acelerando la acción de los macrófagos


-Modula las reacciones anti-inflamatorias, disminuyendo el dolor
-Antioxidante

-Actúa como vehículo biológico ayudando a la penetración y absorción de otros activos.


-Hidratante

-Antienvejecimiento, reduce la pérdida de grosor de la piel y las arrugas estimulando la síntesis de fibras de colágeno y elastina.


PROPIEDADES DERMOCOSMÉTICAS


El Áloe Vera se ha utilizado desde antiguo por sus propiedades curativas, que en heridas se observó que aceleraba el proceso de cicatrización. Tradicionalmente el Áloe es un regenerador celular, de tal manera que hoy en día se han publicado innumerables artículos científicos que apoyan esta virtud de la planta. Por sus propiedades actúa en todo tipo de pieles, hidratando en profundidad en pieles secas y agrietadas. Ayuda a prevenir las quemaduras por exceso de radiaciones solares sobre la piel, siendo además muy utilizado contra ellas por su capacidad de restaurador celular.


También el Áloe vera se ha utilizado mucho en irritaciones y erupciones, por sus propiedades anti-inflamatorias y calmantes. Por sus acción tonificante y nutritiva ha dado grandes resultados en pieles cansadas, descuidadas y envejecidas.


Para explicar el mecanismo de acción del Áloe, existen diferentes teorías, pero la más común explica las propiedades del Áloe como una actuación conjunta de todos los principios activos que lo constituyen, siendo los polisacáridos presentes en el Áloe, quienes realizan la función de coordinar la acción del resto de los componentes.
Por ello, el Áloe posee propiedades emolientes, hidratantes, humectantes y anti-inflamatorias.

Productos con Áloe Vera